¡Únete a nosotros hoy y obtén toda la información sobre los Ovnis en Uruguay! Para esta ocasión vamos a hablar de un caso muy polémico ocurrido en las bellas tierras de Uruguay, específicamente en la Isla de Lobos, en Maldonado.

Este caso es de los más antiguos en la ovnilogía del país, llegando a ser de los más conocidos. Son muchos los investigadores que han llegado incluso a convencerse de su autenticidad, otros no tanto. Pero saque usted sus propias conclusiones.

OVNIS en Uruguay

Todo comenzó la noche del 28 de octubre del año de 1972, eran como las 10 de la noche.

La conocida Isla de Lobos se ubica frente a la costa de punta del este, está a unos 11 kilómetros de distancia de la playa Brava, en el faro de la misma hay un personal que trabaja para mantener el lugar bien supervisado, para esa noche hubo 5 encargados en la isla.

Después de haber cenado esa noche, 4 de los funcionarios decidieron jugar cartas, mientras que el cabo de primera se encaminó a los motores de corriente para el faro, para realizar su debida inspección.

Sin embargo, al salir del complejo donde descansaban, vio en la azotea del faro un objeto de color cobre que rodeaba la estructura. Según su análisis era de unos 2 metros de altura y 3 metros de largo, según él, el objeto tenía en su parte medía un anillo de luces de varios colores, estos apagaban y prendían.

los ovnis en uruguay

Obviamente, su instinto lo hizo alarmarse ante aquel avistamiento que no lograba entender, regreso a su habitación para traer consigo su pistola, una vez afuera se trasladó hacia el faro.

En ese momento pudo ver cómo se encontraban, junto al objeto en cuestión, tres entes y vio como uno de ellos bajaba por una especie de escalera desde el objeto mencionado antes.

Al observar todo aquello decidió acercarse un poco más, la altura de los seres era de unos 1,40 metros de altura según sus declaraciones.

A pesar de ello, no pudo ver las facciones físicas por la oscuridad, pero aun así le pareció que los entes lo miraban fijamente, lo cual hizo que se pusiera nervioso y les apuntara con su arma.

Según su relato, cuenta que tuvo el propósito de disparar pero, sin saber ni cómo ni por qué, se sintió paralizado.

Al no poder disparar, observó cómo los seres fueron subiendo nuevamente al objeto y una vez en su interior, cerraron una puerta y se elevaron suavemente hasta llegar a unos 30 metros del piso.

En ese momento se inclinó y salió hacia el océano, durante ese tiempo no logró escuchar ningún ruido.

Luego de todo el suceso, el cabo recobró el control de su cuerpo, por lo que regresó rápidamente a donde sus compañeros y les contó haber visto un plato volador.

Este caso fue investigado por muchos ovnílogos de una y otra colonia de Uruguay, principalmente por los del centro de investigación de objetos voladores inidentificados o conocidos por sus siglas CIOVI que desde 1958 llevan investigando los casos del país.

A pesar de eso el caso tenía muchos inconvenientes como que solo había un testigo y no existían fotos, ni huellas, ni elemento alguno que confirmara lo declarado por el cabo.

Aun así, lo que más llama la atención del caso, es que en realidad podría haber cinco testigos y no uno, si el cabo al encontrarse con aquel extraño objeto les hubiese advertido a sus compañeros.

Lo más común en el ser humano es que si alguien ve algo así de llamativo, termina avisando a otros y más aún si los tiene cerca.

El cabo tuvo tiempo de ir a por su arma aún sin saber a qué se enfrentaría, pero ignoró en todo momento a sus compañeros que jugaban cartas, lo que termina siendo muy incomprensible.

Pero sin importar que el caso aún no se aclare, esta historia no deja de ser una de las más conocidas por los uruguayos.

OVNIS en Uruguay 2016

Durazno también tiene algunos de los casos y sucesos más extraños e interesantes de todo Uruguay, como el de la estancia en San Jorge, que, en una fría noche del año 2016, se vio en el cielo de un campo dos grandes esferas luminosas volando, para encontrarse al día siguiente con 8 hoyos en el campo.

los ovnis en uruguay 2

Según los testigos esas esferas habían dejado las marcas en el terreno con una disposición muy peculiar. El caso fue presenciado por 6 testigos, quienes aseguraron que las esferas trabajaron en la tierra unos agujeros de 30 centímetros de profundidad con 20 centímetros de ancho.

Los hoyos fueron investigados por la CIOVI y la DNM, Dirección Nacional de Mineralogía, encontrando en ellos varios elementos como fósforo, manganeso y zinc. Aun así, no han encontrado solución al caso y sigue sin resolver.

OVNIS en Uruguay Estancia La Aurora

La Aurora es un asentamiento agrícola que posee de alrededor de unas mil hectáreas, esta se encuentra a escasos metros del puente fronterizo Salto Paysandú.

Este establecimiento no es una estancia turística, como muchas personas creen, sin embargo, sí que es muy visitado por ser la conocida gruta del padre Pío y por manifestaciones de ovnis.

Uno de los primeros sucesos ocurridos en la estancia se remonta al año de 1976, donde en una noche de febrero, Ángel María Tonna se hallaba en la estancia, aproximadamente a las diez de la noche, cuando uno de sus trabajadores le informó sobre una luz muy fuerte en el cielo.

En compañía de su familia, se dirigió al sitio del suceso donde encontró la luz que su obrero le había indicado, esta consistía en una esfera de unos tres metros de diámetro que bajaba de forma pendular.

Luego de unos minutos, esta ascendió de forma vertical encajando con otra de mayor volumen, pero con forma de triángulo.

Luego esta se alejó en dirección a la ciudad de Salto que se encontraba a unos 10 kilómetros de distancia de la estancia, produciendo un apagón total en la ciudad.

los ovnis en uruguay 2

Son miles de uruguayos que día a día envían sus cartas a la CIOVI, asegurando avistamientos de OVNIS, además de cientos de fotos y videos que son montados en las redes de supuestos encuentros con seres de otros planetas.

A pesar de que cada caso es investigado en profundidad, algunos son descartados, mientras que otros aún siguen abiertos, no podemos nosotros dar seguridad de que dichos casos sean verdad, ni tampoco asegurar que sean mentira.

Pero sí podemos estar seguros de que son experiencias contadas que dejan a cualquiera con la mirada puesta en el cielo y con la incertidumbre de si esa luz que se ve, es una estrella o un platillo volador.

Saque usted sus propias conclusiones y decida si estamos solos en el universo o si hay alguien más con nosotros.